Teoría de las inteligencias múltiples

La Teoría de las inteligencias múltiples concibe la inteligencia como un conjunto de capacidades con las que los seres humanos comprenden e interactúan con el mundo que los rodea.
Se pueden diferenciar ocho tipos de inteligencias, que se denominan de esta forma:


Inteligencia lingüística
Inteligencia musical
Inteligencia lógico-matemática
Inteligencia interpersonal
Inteligencia espacial
Inteligencia intrapersonal
Inteligencia cinético-corporal
Inteligencia naturalista


La importancia que tiene cada una de las inteligencias o capacidades con respecto a las otras varía según las personas. Por ello todos los individuos son diferentes. La combinación de todas ellas es única y particular de cada ser humano.


Inteligencias múltiples
La inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de controlar y regular los propios sentimientos y comprender los de las otras personas.
Esta capacidad, que resulta de la fusión de las inteligencias Interpersonal e Intrapersonal, permite actuar en el mundo y relacionarse con los demás de forma asertiva y constructiva.
A nivel educativo, el desarrollo de la inteligencia emocional se ha centrado en fomentar estas capacidades: la empatía, la motivación, la tolerancia a la frustración, la aceptación de las gratificaciones diferidas y el control de los impulsos y las emociones o estados de ánimo.


Carácter global e integrador

El carácter global hace referencia a que las áreas deben presentar la realidad de forma que sea percibida como un todo, no como parcelas separadas e independientes entre ellas.
Por su lado, el carácter integrador alude a la necesidad de que los aprendizajes de las distintas áreas se interrelacionen y se apliquen conjuntamente en situaciones concretas.


La creatividad

La creatividad consiste en el proceso de resolver problemas o elaborar productos de forma novedosa, imaginativa y que satisfaga tanto a su creador como a otras personas.
Todos los seres humanos tienen la capacidad natural de ser imaginativos, por lo que la creatividad no es exclusiva de individuos con talentos o personalidades excepcionales.


Iniciativa emprendedora

La iniciativa emprendedora consiste en el desarrollo de capacidades que favorecen una actividad activa, participativa y de aprovechamiento o cambio de la realidad cercana a cada individuo.
Las principales capacidades que se asocian a la iniciativa emprendedora son: la confianza en uno mismo, la creatividad, el dinamismo, la iniciativa personal, el sentido crítico y la asunción de riesgos.


Trabajo colaborativo

El trabajo colaborativo se caracteriza por la búsqueda y elaboración de conocimientos a partir de la cooperación activa entre distintas personas.
En el ámbito de la educación, el trabajo colaborativo potencia estos aspectos del desarrollo personal e intelectual del alumnado:


Personalización de la educación

La personalización de la educación es la adaptación de la metodología didáctica a las capacidades y competencias individuales del alumnado.
La personalización de la educación deberá tener en cuenta estos aspectos:


Incorporación de las TIC en la educación

La incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en la Educación es fundamental en: